Las cosas malas de NYC

domingo, 11 de enero de 2009

Chapter 148

Después iré poniendo cosas buenas, pero primero lo malo.

La gente: los yankees son una mierda en su mayoría, no son como el resto del mundo que va un turista y pregunta algo y se esfuerzan por hacerse entender, no, te hablan como si tenés la obligación de hablar su idioma y encima sus formas particulares diferente a las que aprendés estudiando inglés de Inglaterra y rápido, sin intención de hacerse entender. Gracias a Dios hay más latinos que yankees (todos los negocios son atendidos por latinos). No todos son así, hay quién nos vió mirando el mapa y nos preguntó si necesitabamos ayuda, eso unas 2 o 3 veces. En Quiksilver o el Apple Store de la 5th Avenue nos trataron de maravilla porque tienen muy buena onda, sobre todo en Quiksilver.

El café: más que café es calentamanos, porque es una meada de perro en vaso de cartón. Te sirven vasos enormes (small, medium y large) porque no deben ni ponerle café, es aguado y casi hirviendo, tenés que tenerlo más de media hora en la mano para poder empezar a tomar. Creo que tomé por Wall St. un solo café decente, que no es lo mismo que bueno.

El frío: esto depende del día, y no es culpa de nadie, pero no estaba acostumbrado. Se te congelan las manos y recurrís al casi café. Duele para hacer fotos a mi que me gusta hacer fotos, no podía aguantar los dedos sin guantes y menos aguantarla a María que no se vaya.

Little Italy y Chinatown: La pequeña Italia casi ni existe ya, el Chinatown se va comiendo los barrios de al rededor y como estan al lado, los tanos van perdiendo terreno. No son nada del otro mundo, pura fama, ir hay que ir.


Los homeless: la cantidad de gente hecha mierda, indigentes y vagabundos es terrible. El gobierno muy flojo con esta pobre gente.


La comida: en Manhattan el precio en los supermercados es carísimo comparado con uno al que fuimos yendo a las Niagara Falls, unas lonchas de queso 5 o 6 dólares, y malísimos... Entramos a un par y lo que venden tiene más mala pinta que Aznar peinado y en bolas haciéndose el sexy, y lo comprás y obviamente así te sale... Los bares todos, mejicanos, italianos, franceses, españoles, etc etc. Con las pizzas y las pastas por ahí te comías fiascos terribles y deseabas tener una suela de zapato de casa tarradellas o pasta hacendado con salsa de tomate hacendado. Lo único típico yankee que vimos son los Donkin Donuts, Mc Donalds y toda esa mierda que encontrás en cualquier lado. Ni loco vivo en Manhattan, por lo menos por el morfi, fundamental.

La estatua de la libertad: te la pintan como buuaaaa la libertad en su máxima expresión. Primero de todo es chiquita, algo así como la torre de Pisa. Nos metimos en una cola y nos hicieron un control de seguridad full equip, con aire para detectar explosivos y demás... pero resultaba que esos controles eran para entrar al museo de la estatua, más pedorro que la atención al cliente de Aena, y de ahí pasabas a un "Observatory" que era terrible poronga porque veías peor que si estabas en el parque que hay abajo de la estatua. Lo que menos hay en EEUU es libertad. Da risa las idioteces que ponen de libertad y da risa como se dejan manipular.

Empire State: lo mismo con los controles de seguridad y te tratan como una vaca en las colas, pero lo peor es que del edificio por dentro no ves una mierda, y hay tanta gente en el mirador que tenés que pelearte por un agujero para sacar fotos y cuando sacás fotos se te congelan los dedos. Esperaba más.

Wall Street: es una pequeña callecita que no tiene nada de llamativo, vas desde el East river hasta creo que la bolsa. La zona genial, pero esa calle en especial, no tiene un carajo, ni siquiera la bolsa está en Wall Street, lo que pasa que por más que quede a la vuelta la dirección que usan a veces es la de la otra calle... algo raro.

Navidad en NY!: no tiene nada que envidiarle a ninguna otra ciudad, solo están adornado algunos edificios y negocios, un par de arbolitos de navidad y listo.

Año nuevo en Time Square!: es casi imposible entrar a la zona cerrada a menos que te pases el día entero ahí y lo que hacen es bajar la bola de mierda esa en el conteo. Una vez hecho, cada una para su casita... menos fiesta que yo sin alcohol.

Los chinos del tour: para mí, con ganas de ver bien y sacar muchas fotos, los chinos del orto van a full, te bajás y en 20 minutos te tenés que ir.

Las propinas: eso que te cobren por "el servicio" no me parece nada bien, vos dejás las propinas que querés... pero como comiamos en lugares baratos y en casa no sufrimos esto.

No me acuerdo de más por ahora. Ojo, es espectacular NYC, volveré algún día, lo malo no quita lo groso que es esta ciudad.

Gente curiosa

Mapa semanal de visitantes:
Visitantes semanales
Mapa anual de visitantes:
Visitantes semanales